jueves, 28 de agosto de 2008

¿QUE ES UNA ECOGRAFÍA? ¿PARA QUE SIRVE?

La ecografía es una técnica que permite ver los órganos y estructuras internas del cuerpo, corazón, vasos sanguíneos, hígado, vesícula biliar, páncreas, bazo, riñones, aparato genital, etc. También se utiliza en el control del embarazo mirando el feto mientras crece en el útero materno.
La ecografía no utiliza radiaciones.
Utiliza ondas sonoras de alta frecuencia que no perjudican su salud. Se utiliza un pequeño aparato que se controla con la mano llamado transductor para dirigir las ondas sonoras al órgano que se desea explorar. Las ondas sonoras chocan y rebotan contra los distintos tejidos del cuerpo y son detectadas por el mismo transductor. Un ordenador procesa las ondas sonoras reflejadas y las convierte en imágenes.
También se puede examinar el flujo sanguíneo dentro del corazón, arterias y venas del cuerpo para comprobar que no haya obstrucciones en los vasos sanguíneos. Esto se llama ecografía-doppler.
¿En qué consiste la exploración?
Su médico le avisará cómo debe prepararse dependiendo de la zona del cuerpo a explorar.
Para la exploración de la parte alta del abdomen (hígado, vesícula, vía biliar, páncreas, retroperitoneo, riñones y bazo) es conveniente el ayuno completo en las 6-8 horas previas.
Para la exploración de la parte baja del abdomen (pelvis) generalmente es necesario tener la vejiga llena de orina: beba un litro de agua una hora antes de la exploración y no orine hasta que esta haya concluido.
Para otras exploraciones ecográficas no precisará de ninguna preparación, pregunte a su médico.
Para realizar la exploración le indicarán que retire la ropa de la parte del cuerpo a explorar. Habitualmente le indicarán acostarse en la camilla, le aplicarán sobre la piel un gel especial que facilita la transmisión de las ondas sonoras y que puede estar algo frío. El médico moverá el transductor sobre la zona a examinar y puede sentir algo de presión sobre la piel. En ningún caso tendrá dolor. Es posible que le hagan cambiar de posición para poder obtener mejores imágenes. Cuando el médico considere que ha obtenido las imágenes necesarias la prueba ha finalizado. Finalmente se limpia el gel que ha quedado sobre la piel.
La mayoría de las ecografías se hacen con un transductor sobre la piel, sin embargo algunas requieren que el transductor sea introducido en el cuerpo, son las ecografías invasivas como la ecocardiograma transesofágico (el transductor en el esófago), la ecografía transrectal (muestra la próstata con el transductor dentro del recto), ecografía transvaginal (muestra el útero y ovarios con el transductor dentro de la vagina).
¿Para qué se utiliza la ecografía?
Se puede hacer una ecografía de casi cualquier parte del cuerpo:
Para estudiar el flujo sanguíneo de las arterias carótidas del cuello.
La glándula tiroides.
El corazón (ecocardiografía).
Las glándulas mamarias.
El abdomen: hígado, vesícula biliar, páncreas, riñones y bazo.
La arteria aorta abdominal.
La vejiga.
Los ovarios, el útero.
El flujo sanguíneo de las arterias y venas de las piernas.
La próstata mediante la ecografía transrectal.
Testículos.
El útero y ovarios mediante la ecografía transvaginal.
El feto durante el embarazo. A veces se puede determinar el sexo del feto.
Músculos, ligamentos y tendones de las articulaciones.